Sports Net

Ceder el poder del Tri y dejarle a Grupo Pachuca las riendas

20 de Junio MEXICO — Para que la Selección Mexicana de futbol represente mucho más que jugar cuatro partidos importantes cada cuatro años en el Mundial, con la esperanza de jugar un quinto partido, José Ramón Fernández le pidió a Emilio Azcárraga ceder el poder del Tri y dejarle a Grupo Pachuca las riendas de los representativos nacionales.

En Futbol Picante, de ESPN, José Ramón dijo que si el Tri quiere competir con las grandes selecciones del mundo, primero debe formar una gran selección, pues el poner a un gran nombre en el banquillo y uniformar a 11 hombres no significa precisamente que tenga esa posibilidad.

“Quería pedirle, con todo el respeto que me merece, al señor Emilio Azcárraga, que es el dueño del futbol, y el dueño del balón, que ceda sus poderes de la selección nacional, no del América, no del monopolio futbolístico, de la selección nacional, a alguien que la pueda manejar con pasión.

“Yo propongo que el grupo, el mejor grupo del futbol mexicano que existe en este momento es el Pachuca, que Jesús Martínez, sus fuerzas básicas, su gente que lo rodea, la gente que ha trabajado con él, la gente que ha crecido intensamente se encargue exclusivamente de las selecciones nacionales, de todas. Ojalá lo hiciera”, estableció el periodista.

Criticó además la forma en que se ha diseñado a la selección nacional y pidió ser más exigentes con la forma en que se juzga al equipo de México. “Quien siga pensando que nombrar un buen entrenador, uniformar 11 futbolistas, ponerles el nombre de un país y hacerlos jugar con cierto estilo, será suficiente para competir con los grandes equipos del mundo los próximos años, está muy lejos de entender el vínculo cada vez más estrecho que existe entre una liga saludable y una selección natural”, apuntó.

“En México insistimos en el patriótico modelo del equipo de todos, juntos, el ‘Sí se puede’, y el ‘Nos vamos al Mundial’, y el ‘Eh P…’. Las frases más elocuentes de la cultura futbolera mexicana basada en un equipo que, como mucho, juega cuatro partidos importantes cada cuatro años, de los que gana uno, empata dos y pierde otra, cuando mejor le va hipotecando la ilusión al famoso quinto partido.

“El resto del tiempo se sacude el polvo entre amistosos, una eliminatoria donde califican cuatro de cinco y la Copa América, a la que nunca acude con seriedad. Apasionarse más por un equipo que por México no es ninguna traición, al contrario, es auténtica afición. Camino a Rusia, quien se atreva a desafiar a los modernos equipos europeos, Alemania, España, Italia, Francia, Bélgica, Argentina, Chile, tendrá que estructurar una gran selección de futbol”, destacó.

El peligro de caer en ese discurso, dijo Fernández, ha provocado que la misma selección, a la que calificó de “antropófaga”, haya consumido sus más grandes logros, como lo fueron los campeonatos mundiales de la Sub 17 en 2005 y 2011, la conquista de la medalla de oro en Londres 2012 y la exportación de jugadores al futbol europeo.

Debes iniciar sesión para comentar Iniciar sesión