El lanzador abridor de Dodgers de Los ÁngelesClayton Kershaw reconoció que su salida del juego después de haber logrado un out en el séptimo episodio, y de que los Diamondbacks de Arizona le sacaran la pelota del parque en dos ocasiones en forma consecutiva, para sumar 4 batazos para la calle, durante su presentación en el juego inicial de la Serie Divisional, se debió a que ya no le quedaba mucho gas en el tanque.

“Fue un final frustrante. Por suerte, teníamos una buena ventaja de carreras”, reconoció el zurdo abridor, quien reveló que no sintió molestia alguna en su espalda, como para justificar la forma en que bajó su rendimiento en ese séptimo acto.

“En ese sentido yo me sentí bien y me hubiese gustado haber terminado el episodio. Lo que sucedió, fue que ellos lograron conectar buenos lanzamientos. Considero que fue debido a que ya no me quedaba mucho en el brazo”, agregó el estelar serpentinero, quien aseguró que va a seguir trabajando, pensando en regresar al montículo en el quinto y decisivo encuentro de la serie, en caso de que sea necesario.

“De lo contrario espero estar listo para el primero de la Serie de Campeonato”, estableció Kershaw.

Mientras tanto, Justin Turner, quien se llevó la noche en lo que se refiere a la ofensiva del equipo que comanda Dave Roberts, luego de sus tres imparables en cuatro turnos, además de recibir un pasaporte.

El antesalista encendió la mecha en el ataque de los Dodgers frente al lanzador abridor de Arizona, Taijuan Walker, quien solo permaneció en el promontorio durante un capítulo completo.

Turner disparó un vuelacercas de tres carreras y terminó la noche con 5 anotaciones producidas, para igualar la marca del equipo, en juegos de postemporada.

“Yo considero que Chris Taylor y Corey Seager han tenido mucho mérito en este juego, al colocarse en base, y de esa forma servir la mesa, además de poner a los lanzadores rivales contra la pared. Y cuando uno llega a la caja de bateo en esa clase de situación, y ellos tienen que lanzarte, uno no necesita tratar de hacer demasiado, sino más bien, esperar a que te tiren un buen lanzamiento y esta noche yo los tuve y, por suerte, no los dejé pasar”, explicó el barbado pelotero.

Por lo demás, durante su presencia en la rueda de prensa posterior al juego, Turner fue el objeto de la bromas de su compañero Yasiel Puig, quien por más que lo intentó, no logró convencer a Turner de que lo imitara, haciendo las mismas caras que el jardinero derecho de los Dodgers, hiciera luego de su batazo de tres esquinas, del séptimo capítulo.