28 de Noviembre de 2017. MÉXICO –La necesidad de que los jóvenes jugadores tengan oportunidades en la Liga MX regresará la próxima temporada al balompié mexicano. ESPN Digital puede asegurar que presidentes y dueños de equipos consideran que regrese la Regla 20/11, norma que ayudó para que jugadores como Javier ‘Chicharito’ Hernández y Andrés Guardado debutaran a temprana edad en el balompié mexicano y posteriormente llegara su consolidación. Regresa la regla 20/11 al balón pie mexiano .

La idea que se puso en la mesa en el Comité de Desarrollo Deportivo, integrado por América, Guadalajara, Santos, Morelia, Chivas, Pachuca, Monterrey, Tigres, Tijuana y Pumas fue muy bien aceptada, ya que con la 9/9, aunque existe un apoyo para el futbolista mexicano, no había una ley que obligara a los conjuntos nacionales a meter jóvenes futbolistas a fin de que tengan oportunidad en el primer equipo.

La Regla 20/11 se instauró desde el 2005 y acabó en el 2011. En aquel entonces uno de los puntos sobresalientes es que el equipo que no cumpliera con los 765 minutos (posteriormente llegó a mil) se les descontarían tres unidades que lograran en el campeonato de Liga. Por el momento, se desconoce cuántos minutos se establecerían para su cumplimiento, pero es un hecho que se aplicará a partir del Torneo Apertura 2018.

Extrañan en el CDD la ausencia de Martínez

Uno de los detalles que ha llamado poderosamente la atención de los miembros del Comité de Desarrollo Deportivo es la ausencia este lunes, en la reunión de la comisión, de Jesús Martínez, dueño del Pachuca. Entre los integrantes se han preguntado extrañado del porqué el directivo no ha estado, ya que en la anterior reunión se presentó Andrés Fassi.

El extrañamiento es que los propietarios han visto que las tres últimas reuniones, dos de Comité de Desarrollo Deportivo y una de Asamblea de Dueños, el hombre fuerte de Grupo Pachuca ha brillado por su ausencia, aunque debe recordarse qué desde el conflicto generado por los derechos de transmisión de la Selección Nacional, hubo un claro rompimiento entre varios dueños de equipos.