SportsNet

Novak Djokovic demostró estar en nivel para campeonar en Melbourne

18 de Enero de 2018. Novak Djokovic debe estar agradecido del encuentro de este jueves en el Abierto de Australia contra Gael Monfils, su rival preferido. No solo porque lo ganó, sino porque además sirvió como termómetro para medir si realmente está apto para llegar lejos en Melbourne Park a pesar de no haber competido entre el 12 de julio del 2017 y el 16 de enero pasado. El serbio tuvo que remontar un 0-1 en sets, lidiar con peloteos intensos y soportar altas temperaturas. Novak Djokovic demostró estar en nivel para campeonar en Melbourne.

“Estoy feliz de regresar con triunfo a la Rod Laver Arena”, dijo el serbio tras el triunfo de 2h45m. Su debut ante Donald Young había sido el martes en la Margaret Court, por eso sus palabras. “Venir a esta cancha siempre es especial, tengo grandes recuerdos. Ha sido la cancha más exitosa en la que he jugado en mi carrera. Es un placer”.

Físicamente pasó la prueba. Al menos bastó resistir más que su menguado rival. Tenísticamente fue de menos a más. Perdió los primeros dos juegos al servicio, solo pudo ganar dos en la primera manga. Lució aletargado, impotente ante sus errores no forzados (17) y sorprendido por las embestidas del francés, cuya intención parecía terminar a toda velocidad el encuentro para evitar los estragos del calor.

Fue cuestión de ser paciente y tomar el control de su servicio. A partir del segundo solo ofreció cinco oportunidades de ruptura (cuatro en el 2-2 del cuarto set) que salvó con éxito. La imbatibilidad en el saque (así cometiera 11 dobles faltas) le dio la posibilidad de encarar los juegos al resto con más tranquilidad, con más disposición de arriesgar. Rompió en cinco ocasiones el servicio del francés para sentenciarlo. Monfils ni siquiera presentó argumentos de peso para recuperarse.

El calor intenso y las variaciones de Djokovic lo fundieron. Bañarse la cara con agua fría entre algunos puntos y descansar su tronco apoyando las manos sobre las rodillas, no le sirvió del todo a Monfils para encontrar un segundo aire. Entre otras cosas porque ‘Nole’ lo impidió a toda costa con inteligencia y también porque el francés no tuvo fortuna. Pudo quebrar en el último juego de partido, pero estrelló una derecha cómoda contra la red.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARLE: Melbourne: Tierra Fértil Para Djokovic & Agassi

“Los dos sufrimos en la cancha, sobre todo la primera hora y media de juego. Sabía que iba a ser un gran desafío para ambos. Monfils es uno de los mejores atletas de nuestro deporte, yo tenía que aguantar y tratar de aprovechar todas las oportunidades. En el segundo y en el tercero él estuvo muy cansado, el cuarto pudo para ser para cualquiera de los dos”, aseguró Novak tras el encuentro.

De esa manera, el serbio aumenta su paternidad sobre Monfils al poner 15-0 la serie entre los dos. De hecho, la confrontación histórica entre ambos se convierte en la décima en toda la Era Abierta que llega a 15-0. Los dominios más absolutos lo tuvieron Bjorn Borg frente a Vitas Gerulaitis, Roger Federer contra Mikhail Youznhy, Ivan Lendl ante Tim Mayotte y Federer ante David Ferrer. Todos los enfrentamientos tienen historial de 17-0.

Novak Djokovic inscribe su nombre en otra tabla histórica gracias a vencer de nuevo a Monfils, a quien nunca antes había medido en el Abierto de Australia. Además, el preclasificado No. 14 ha perdido solo un partido de los últimos 59 ante jugadores franceses (p. con Tsonga en Toronto 2014) y llegó a un invicto de 24 encuentros frente a tenistas de este país.

En la próxima ronda, Novak Djokovic chocará ante Albert Ramos-Viñolas, otro jugador contra quien tiene antecedentes superlativos. El serbio de 30 años, quien buscará su triunfo No. 240 en Grand Slams, lidera 4-0 la serie entre ambos y, además, nunca ha perdido un set ante el español, quien debutará en tercera ronda del certamen.

Debes iniciar sesión para comentar Iniciar sesión