SportsNet

Juan Martín del Potro tan sutil como una bailarina de Ballet

30 de Mayo de 2018. Los primeros pasos de Juan Martín del Potro en su debut de Roland Garros eran los más importantes en su recuperación del desgarro que sufrió en el aductor izquierdo el 17 de mayo pasado jugando ante David Goffin. Un paso en falso podría sacarlo prematuramente de París, al igual que en Roma. O por pisar muy suave o por pisar muy duro. Así que el argentino empezó este martes en París con un andar excesivamente cuidadoso. Sin precipitar nada. Tan sutil como el de una bailarina de ballet. Juan Martín del Potro tan sutil como una bailarina de Ballet.

Por eso el tandilense fue de menos a más. No le importó ganar solo 14 puntos de 40 en la primera manga porque era más importante adquirir confianza en los apoyos. En el movimiento. Del Potro se demoró 32 minutos en liderar por primera vez en el marcador y 38 minutos para ponerse al frente con más de un juego de diferencia. Entre más forzó progresivamente sus piernas, más contundentemente mandó en el juego.

“Al entrar no fueron nada buenas las sensaciones y en el primer set lo demostré. Pero creo que tenía que ver más con mi juego. El segundo set me dio más ánimo. Empecé a servir mejor, a ganar velocidad. Y creo que también mi oponente empezó a cansarse. Entonces cuando recuperé el control del partido, empecé a sentirme mucho mejor en la cancha”, reflexionó el No. 6 del mundo sobre el partido

Su rival, contra el que tenía ventaja de 2-0 en el historial FedEX ATP HeadToHead, poco pudo hacer para contener la recuperación del argentino. De hecho no pudo volver a quebrar en los siguientes tres sets. En la segunda manga, del Potro se adueñó de la iniciativa, ganando 30 de 49 puntos y salvando los tres puntos para quiebre que enfrentó con su servicio. En el tercer parcial solo perdió cuatro puntos con su servicio. Además, convirtió dos de cuatro oportunidades de ruptura que generó con la devolución.

También Podría Interesarle: Nadal Firma Su Victoria No. 80 En París

La confianza física trajo consigo sus golpes más letales (conectó 37 tiros ganadores, 31 en los últimos tres sets). También provocó que levantara su voz para celebrar con puño apretado y mirada recíproca con su entrenador Sebastián Prieto. Señal inequívoca de estar andando por el camino correcto. Quizá el dolor no se esfumó del todo, pero la incomodidad fue tolerable durante el partido. Esa es la mejor noticia para del Potro.

Gracias a eso, llegó a seis ediciones consecutivas en París superando su estreno. Después de dos horas y 10 minutos, el argentino de 29 años selló su tercera victoria ante Mahut para mantener su invicto ante locales en Grand Slams (récord de 5-0 en Roland Garros y de 3-0 en el US Open). También para convertirse en el tercer jugador de su país en llegar a 80 triunfos en Grand Slams. Por ahora, lo siguen superando sus compatriotas David Nalbandián (86) y Guillermo Vilas (138).

¿Quién de los jugadores activos puede alcanzarlo? Leonardo Mayer, posiblemente su rival de segunda ronda si logra vencer al local Julien Benneteau, a quien vencía 6-2, 4-3 este martes antes de la suspensión por falta de luz. Del Potro lidera 2-0 los historiales ante su compatriota así como contra el francés. “Si juego contra un argentino en segunda ronda, podría ser un partido muy especial. Estaría muy feliz por Mayer, porque eso significa que está progresando”, aseguró LA Torre de Tandil tras el triunfo.

Lo importante para el tandilense es que su físico se está recuperando progresivamente. Los médicos le advirtieron que en 10 días desde el diagnóstico estaría listo para competir. Y le cumplieron porque el día más difícil, el del regreso, fue el de este martes. Y Juan Martín superó todas las adversidades.

“Después de Roma, tuve cuatro días para descansar. Comenzamos a entrenar en otro lado, y las cosas mejoraron, lo que demostró que mi recuperación era cierta y que podía estar de vuelta aquí en Europa. Luego continué entrenando y haciendo ejercicios físicos y entrenamientos. El doctor me dio unos diez días, respetamos esta pausa, y ahora estoy de regreso. Ahora, mi juego es mi problema”.

Así va el cuadro principal de Roland Garros

Más Historias como esta

Debes iniciar sesión para comentar Iniciar sesión