SportsNet

Vasiliy Lomachenko despejo cualquier duda posible

15 de Mayo de 2018. Incluso antes de anotarse su mayor victoria el sábado por la noche en el Madison Square Garden de Nueva York, muchos veían a Vasiliy Lomachenko como el rey libra por libra. Vasiliy LOmachenko despejo cualquier duda posible,

Ahora no debería quedar ninguna duda, no después de verlo detener al habilidoso, experimentado y mucho más grande Jorge Linares para llevarse el título mundial de peso ligero.

Lomachenko fue empujado, pero respondió como se supone que debe hacerlo un campeón. Se levantó de la lona de una caída por una derecha limpia en la barbilla en el sexto asalto y regresó apagando fuego.

Al final, su excelente velocidad de manos, inteligencia sobre el ring y golpes precisos hicieron el trabajo al armar una tremenda ráfaga de golpes desde todos los ángulos antes de aterrizar una izquierda perfecta en el hígado en el décimo asalto. Derribó a Linares, ex campeón de tres divisiones, quien mostró su corazón para vencer el conteo, pero estaba en mal estado y no podía pararse, lo que provocó que el árbitro Ricky González detuviese la pelea a los 2 minutos y 8 segundos.

Lomachenko (11-1, 9 KOs), de 30 años, el brillante dos veces medallista de oro olímpico de Ucrania, agregó otro récord a su currículum al ganar un título mundial en su tercera categoría de peso en solo su duodécima pelea, la menor cantidad de peleas jamás. El récord anterior fue de 20 establecido por Jeff Fenech en 1988. Lomachenko está empatado en el récord de menos pelas para ganar un título (tres peleas) y posee el récord por menos peleas para ganar títulos en dos divisiones (siete peleas).

Y lo ha hecho contra oponentes de calidad. No hay elección de oponentes aquí. Mire su currículum desde que se convirtió en profesional en un combate programado de 10 asaltos: Gary Russell Jr., Rocky Martínez, Nicholas Walters, Jason Sosa, Miguel Marriaga, Guillermo Rigondeaux y Linares. ¡Tiene 12 peleas profesionales!

Su única derrota fue una decisión dividida y discutible ante el campeón de dos divisiones Orlando Salido, quien tenía sobrepeso y lo había golpeado repetidamente con golpes bajos, en su segunda pelea, que fue por un título mundial de peso pluma.

Hace un par de meses mencioné en Twitter que Lomachenko era tan bueno que hubiera dado una versión seria a la versión liviana (y también creo que ligera) de Floyd Mayweather. Muchos se burlaron de mí y me despreciaron. Esta bien. Tengo una piel muy gruesa. Pero lo creo firmemente. No es nada en contra de Mayweather en absoluto. Es un gran peleador de todos los tiempos, pero su segunda pelea fue de cuatro asaltos contra Reggie Sanders (1-1), que no es exactamente Salido. Mayweather no tuvo un oponente real hasta su 18va. pelea, cuando desmanteló a Genaro Hernández para ganar un título de peso ligero junior.

Top Rank promueve a Lomachenko y promocionó a Mayweather durante la mayor parte de su carrera. No tiene ningún problema en enfrentar con un Linares, alguien muy difícil, que es lo que él quiere. Pero nunca un trillón de años había puesto a Mayweather con un boxeador como Russell en su tercera pelea.

Me hubiera encantado ver a Lomachenko y Mayweather pelear en 130 o 135. No estoy diciendo que Lomachenko iba a ganar, pero no se equivoquen: sería muy competitivo y si Lomachenko salía con su mano levantada, no sería ninguna sorpresa.

Debido a que Lomachenko lució humano por breves periodos contra el venezolano Linares (44-4, 27 KOs), 32, de en realidad podría ser algo bueno.

“En este momento, va a ser mucho más fácil conseguir oponentes para mí porque ven que también soy un ser humano”, dijo después de la pelea. “Acabo de hacerle el trabajo más fácil a mi promotor”.

Tal vez no sea más fácil hacer la pelea más grande que ahora se avecina, una contra el campeón Mikey García.

“Mikey García es una negociación peor que la tendrá (Donald) Trump con los norcoreanos”, dijo Bob Arum de Top Rank, quien promociona a Lomachenko y promocionaba a García, en la conferencia de prensa posterior a la pelea. “Por la forma en que (García) negocia – ‘Oh, soy leal a (el presidente de Showtime Sports, Stephen) Espinoza y soy leal a Showtime.’ Admiro la lealtad. Si es leal a Showtime y han sido buenos con él, que sea fiel a Showtime. Sólo, no me molestes”.

Ejecución de primera: Jaime Munguía

El peso mediano junior mexicano Jamie Munguia (29-0, 25 KOs), de 21 años, uno de los mejores prospectos del boxeo, irrumpió en la escena mundial el sábado en Verona, Nueva York, cuando demolió fácilmente a Sadam Ali (26-2, 14 KOs), de 29 , de Brooklyn, Nueva York, para tomar su título mundial de una manera extremadamente impresionante en el evento principal televisado por la cadena HBO.

Ali es un peso welter natural, pero subió en diciembre cuando se le ofreció la oportunidad de desafiar al entonces campeón Miguel Cotto y logró la sorpresa al ganar una decisión y enviar al futuro miembro del Salón de la Fama a su retiro. Se suponía que Ali debía hacer su primera defensa contra el retador obligatorio y ex campeón Liam Smith, pero una severa infección en la piel obligó a Smith a retirarse. Munguia recibió el llamado apenas un par de semanas después de que la Comisión Atlética del Estado de Nevada dejara saber que no lo sancionaría para reemplazar al suspendido Canelo Álvarez como el oponente del 5 de mayo del campeón unificado de peso mediano Gennady Golovkin debido a su inexperiencia y menor tamaño. En retrospectiva, Munguia está encantado con la decisión de Nevada porque ahora tiene un título mundial después de arrollar a Ali. Munguía, mucho más alto, propinó una paliza al dejar caer a Ali dos veces en el primer asalto, nuevamente en el segundo y nuevamente en el cuarto asalto. Después de la cuarta caída, Gary Rosato detuvo la pelea al minuto, 2 segundos de la cuarta vuelta.

“Esta victoria es algo enorme para mí”, dijo Munguia. “Este es un sueño hecho realidad. Todos los boxeadores sueñan con esto. Quiero agradecer a la Comisión de Nevada por hacer posible esta oportunidad ya que no me permitieron pelear contra Gennady Golovkin. Quiero mostrar que estoy listo para luchar al más alto nivel y con los mejores boxeadores”.

El siguiente paso: Ali tiene una cláusula de revancha, pero sería impactante si la ejercitara, por lo que esperaría que Munguia regrese al ring a finales de este verano mientras continúa construyendo su nombre contra un rival sólido pero no de primer nivel.

Atención a los prospectos: Devin Haney

El peso ligero de Las Vegas, Devin Haney (19-0, 13 KOs) tiene solo 19 años pero es más maduro que sus años en el ring. Dio un paso importante en la competencia contra el experimentado Mason Menard (33-3, 24 KOs), de 29 años, de Rayne, Louisiana, en una pelea que muchos pensaron que podría ser demasiado, demasiado pronto. Pero Haney deslumbró en el evento principal de “ShoBox” el viernes por la noche en Filadelfia. Él dominó por completo a Menard en una derrota sorprendentemente unilateral. Haney estableció su jab inmediatamente, conectó todo tipo de golpes y recibió muy poco a cambio gracias a su excelente movimiento lateral. Después del noveno asalto, la esquina de Menard había visto lo suficiente y arrojó la toalla.

“El plan era entrar y trabajar en el jab”, dijo Haney. “Si llegara el golpe de gracia, lo tomaría, pero entré y puse una clínica de boxeo. Estaba relajado e hice mi trabajo. Definitivamente soy la próxima superestrella. De aquí en adelante solo hay cosas más grandes y mejores”.

El siguiente paso: Haney demostró que está listo para otro paso adelante, por lo que idealmente lo veremos en otro evento principal de “ShoBox” contra un oponente de mejor calibre. El cielo es el límite para este chico.

Combates que pudo haberse perdido

Sábado en Verona, Nueva York

Peso pluma junior Rey Vargas (32-0, 22 KOs) G12 Azat Hovhannisyan (14-3, 11 KOs), retiene un título mundial, tarjetas: 118-110, 117-111, 116-112

En la co-estelar de Sadam Ali-Jaime Munguia, Vargas, de 27 años, de México, retuvo su título por tercera vez en una pelea con Hovhannisyan, de 29 años, un armenio con sede en Los Ángeles. Vargas superó al implacable Hovhannisyan, quien sacudió a Vargas en el emocionante primer asalto. Fue una pelea que gustó a los aficionados, pero Vargas usó sus largos brazos para mantener a Hovhannisyan a raya lo suficiente como para aplastar la decisión. Vargas tuvo que lidiar con un corte sangrante sobre su ojo izquierdo por un cabezazo accidental en el octavo asalto y otro que abrió un corte sobre su ojo derecho en el 12° asalto.

Viernes en Las Vegas

Peso mediano junior Tony Harrison (27-2, 21 KOs) G10 Ishe Smith (29-10, 12 KOs), tarjetas: 97-92 96-93 Harrison, 95-94 Smith.

El ex retador del título mundial Harrison, de 27 años, de Detroit, ganó su tercera pelea seguida al reclamar una merecida decisión dividida sobre el ex campeón de peso mediano junior Smith, de 39 años, de Las Vegas, para mantener con vida sus esperanzas de obtener otra oportunidad por el título en el evento principal de Premier Boxing Champions en Bounce TV. Harrison, más joven, más rápido y más poderoso, no consiguió el nocaut que predijo, pero obtuvo crédito por una caída en el tercer asalto cuando amarró a Smith y el árbitro Tony Weeks dictaminó que tocó la lona aunque las repeticiones de televisión mostraron que ni su rodilla o guante lo hicieron. Pero Harrison lastimó a Smith tarde en el sexto asalto y nuevamente en el octavo de lo que debió ser una decisión unánime convincente mientras Smith sufrió su segunda derrota en una fila.

Crucero Andrew Tabiti (16-0, 13 KOs) KO6 Lateef Kayode (21-3, 16 KOs).

Tabiti, de 28 años, de Las Vegas, continuó emergiendo como un contendiente para ver, y quizás como el peso crucero número uno de Estados Unidos, al destruir a Kayode, de 35 años, un nativo de Nigeria que pelea desde Los Ángeles, que perdió su tercera pelea seguida (dos por nocaut). Fue un asunto lento con varios amarres hasta que Tabiti lo terminó violentamente. Dejó a Kayode fuera al minuto, 8 segundos del sexto asalto con un uppercut de derecha que lo dejó caer de rodillas, donde permaneció para el conteo.

Debes iniciar sesión para comentar Iniciar sesión