SportsNet

Llega la pelea esperada Álvarez vs Golovkin próximo 15 de Septiembre

Saúl Canelo Àlvarez

Obviamente, sus años como campeón en el ring le ayudaron muchísimo, pues nadie como él puede entender lo que pasa por la cabeza de un boxeador, sus inquietudes, sus objetivos, sus miedos.

Todo eso pesa mucho a la hora de tomar decisiones adecuadas para poder labrarse una carrera próspera, tanto a nivel de títulos como a nivel económico, y al frente de Golden Boy Promotions, el “Golden Boy” original ha conseguido promocionar algunas de las mejores carteleras de la historia -como la que el 15 de septiembre enfrentará a Saúl “Canelo” Álvarez con Gennady Golovkin-.

El californiano es el fundador y CEO de una de las compañías más prestigiosas del mundo del boxeo. La compañía ha promovido carteleras con muchos de los mejores boxeadores de la historia, como Floyd Mayweather, Manny Pacquiao, Bernard Hopkins, Erik Morales o Marco Antonio Barrera, entre otros, y en estos momentos representa a quien, según Óscar De La Hoya es, “el mejor boxeador del planeta, sin duda alguna”: Saúl “Canelo” Álvarez.

“Una pelea como la de “Canelo” vs. Golovkin” se promueve sola. Obviamente, nosotros hacemos el trabajo pesado de los comerciales, las giras promocionales por todo el país y a veces por todo el mundo… es mucho trabajo: tratar de vender los boletos en la arena, todo lo que es pay-per-view, el circuito cerrado, sí, es mucho trabajo. Pero cuando tienes dos púgiles como “Canelo” Álvarez y Golovkin a veces se te facilitan las cosas, porque la gente sabe que va a ser una gran pelea”, aseguró De La Hoya en una entrevista en exclusiva para ESPN Deportes en Nueva York.

El propio De La Hoya explicó que una pelea de este tipo, a nivel económico, es el único evento, después del Super Bowl, que puede generar tal cantidad de dinero en un sólo día. Por poner algunos ejemplos, la pelea entre “Canelo” y Mayweather en 2013 generó 2.2 millones de compras de pay-per-view, $150 millones en ingresos brutos y el boxeador americano se embolsó $41.5 millones antes del reparto del pay-per-view.

La mejor pelea en términos económicos fue la de Mayweather contra Manny Pacquiao en 2015, la cual se estima rebasó los $600 millones de ingresos, incluyendo los $410 millones que generó el pay-per-view (4.6 millones de compras) y los $71 millones de taquilla por entradas vendidas para ver la pelea en directo.

Para este combate revancha, el “Canelo” se ha asegurado $5 millones y Golovkin $3 millones de bolsa mínimos, pero el propio De La Hoya no fue capaz de negar en una entrevista a TMZ Sports que su representado no pudiera lograr terminar el día con un cheque de $50 millones, una vez fueran contabilizados todos los ingresos de taquilla, pay-per-view y merchandising.

Fueron grandísimas oportunidades como esta la que hizo que De La Hoya decidiera fundar Golden Boy Promotions en 2002, pues sabía que “el peleador era nuestra mejor arma para hacer del boxeo un negocio próspero. Yo quería cambiar la dinámica: quería que la industria trabajara para el boxeador, no al revés. Sabíamos que teníamos que dejar nuestro ego en la puerta y colaborar con otros promotores para conseguir organizar este tipo de eventos, esa era clave”.

“Cómo en mis tiempos de boxeador, siempre he creído que los mejores deben pelear contra los mejores. Eso hace a los peleadores más fuertes y es lo que de verdad impulsa todo el negocio que existe detrás de ellos”, añadió.

play
2:04

De la Hoya aún extraña subirse al ring

Por más extraño que parezca, el exboxeador Oscar de la Hoya extraña que le peguen, pues eso creaba una reacción en cadena para ser mejor deportista.

El pay-per-view es el mejor arma para generar ingresos

Loretta Lucero, presidenta de Touch Point Marketing, compañía encargada de armar las campañas promocionales del cara a cara entre “Canelo” y “GGG” el 15 de septiembre en Las Vegas, explicó durante un evento en Nueva York organizado por Golden Boy Promotions, cómo se dividen -a groso modo- los ingresos de una pelea de estas características.

“El pay-per-view es el mayor canal de ingresos para cualquier gran cartelera, llegando a significar un 65% de los mismos. Para comparar, el apartado de sponsors y patrocinios se estima sólo en un cinco por ciento”, compartió Loretta Lucero.

“Nosotros empezamos a trabajar en la promoción de esta pelea seis meses antes del evento. Tenemos que asegurarnos que cubrimos todas las bases del negocio y que no se queda absolutamente nada en la mesa en términos económicos”.

Los precios del pay-per-view se han disparado en los últimos años, rondando hoy en día los $100 por pelea, mientras que otras opciones de programación (aplicaciones digitales, streaming, etc.) han hecho que aunque haya menos eventos por año que en el pasado, las audiencias hayan crecido.

“Las nuevas tecnologías han ayudado mucho. Ahora los aficionados tenemos más boxeo, estamos viendo más boxeo en aplicaciones como ESPN+, y creo que es algo muy bueno para el deporte.

“Más boxeadores jóvenes tienen más oportunidades para que la gente los vea, para que los sigan y los apoyen, lo que hace que luego eso ayude mucho a generar más ingresos por pay-per-view de sus peleas”, indicó Oscar De La Hoya sobre este cambio en la consumición de contenidos.

Mayor contenido, mayor exposición

El aficionado al boxeo de hoy en día está más conectado que nunca y no se conforma con esperar pacientemente a la pelea para disfrutar del espectáculo. En el pasado, antes del combate, los aficionados sólo podían enterarse de las noticias relativas al mismo a través de los diferentes medios deportivos que las difundían. Hoy en día, el aficionado tiene acceso 24 horas a sitios especializados, a redes sociales, a podcasts y a contenido on-demand, por lo que requiere un mayor nivel de calidad y cantidad de este tipo de programación.

David Tetreault, vicepresidente ejecutivo de medios y entretenimiento de Golden Boy Promotions, tocó justamente este tema durante el evento, e hizo hincapié en lo mucho que ha cambiado el ecosistema de creación y distribución de contenidos premium alrededor del boxeo en la última década.

“Nuestra meta era llevar al boxeo a una nueva era al integrarlo al boom de las redes sociales. Queremos que nuestros colaboradores de toda la vida sigan cubriendo el deporte como tal de la manera clásica, pero creemos que hay una gran oportunidad de brindar más y mejor contenido a un público mucho más amplio alrededor del mundo”, indicó.

Así, Golden Boy Promotions ha creado un ecosistema de distribución que incluye a ESPN, HBO, Estrella TV, RingTV y también a Facebook Watch, y cada una de estas plataformas reciben contenido exclusivo dirigido a su público más relevante.

Los esfuerzos con Facebook Watch, por ejemplo, son de los más innovadores y relevantes para las nuevas generaciones, pues Golden Boy Promotions sabe que los grupos demográficos de millenials y también de los latinos, son entre los que más está creciendo el interés en el boxeo. La red social permite que un show exclusivo, producido específicamente para Facebook y presentado por Mario López, llegue a un público global y que a través de su tecnología de targeting se puedan alcanzar acuerdos comerciales con marcas locales del mercado en el que se encuentra el usuario, logrando monetizar así mucho mejor todo este contenido.

play
2:36

¿Cuál es el mayor reto de un promotor de boxeo?

Para un ganador como Oscar de la Hoya, lo más difícil es convencer al boxeador de enfrentarse a los mejores de su peso y no tomar el camino fácil.

Un mundo nuevo lleno de oportunidades

Lo que nos queda muy claro es que el negocio sigue evolucionando y ha cambiado muchísimo durante los últimos 40 años. Óscar De La Hoya, con Golden Boy Promotions, se ha posicionado como uno de los mejores promotores del mundo, pues no sólo sabe lo que significa promover una gran cartelera, sino que además sabe lo que significa también disputarla.

“No hay ningún otro promotor que se haya puesto los guantes, como yo. Por eso yo entiendo lo que se necesita para ser campeón, para dirigir una carrera… y creo que por eso los boxeadores confían en mí”, aseguró el californiano. “Pero sin duda que las cosas han cambiado. Ahora con las redes sociales todo es mucho más inmediato, por lo que hay que usar diferentes estrategias y estar mucho más atento a diferentes detalles”.

El 15 de septiembre, “Canelo” Álvarez y Golovkin disputarán la pelea más esperada del año. Los tickets para el T-Mobile Arena se agotaron en ocho días y el combate será la tercera mayor entrada de público en vivo en la historia de Las Vegas. Llega la pelea esperada Álvarez vs Golovkin próximo 15 de Septiembre.

La pelea entre estos dos púgiles el año pasado generó cerca 1.5 millones de compras en pay-per-view, por lo que tras la controvertida decisión de aquella pelea, el hecho de que la revancha a principios de año se pospusiera hasta septiembre, la suspensión de “Canelo” durante seis meses, y todo lo que han dicho uno y otro luchador sobre su contrincante en las últimas semanas, perfectamente podríamos ver una pelea que superará con creces los 2 millones de pay-per-views, convirtiéndola en una de las más vistas de la historia.

Todo esto implica que detrás de los peleadores haya un verdadero ejército de ejecutivos y trabajadores que llevan a cabo la parte menos glamurosa del negocio. Son los que se aseguran que todo funcione a la perfección, que el contenido y la pelea llegue a cuanta más gente posible y que además genere el mayor número de ingresos. Golden Boy Promotions, liderados por Óscar De La Hoya, se han posicionado como uno de los líderes en industria y si Saúl “Canelo” Álvarez continúa con su gran trayectoria, nadie podrá decir a ciencia cierta cuál será el techo de esta compañía.

Debes iniciar sesión para comentar Iniciar sesión