1 de Noviembre de 2018 MÉXICO— Hace cinco años fue la última vez que Cruz Azul ganó la Copa MX y dicho resultado fue un envión anímico para que el equipo se clasificara a la Liguilla e incluso llegar a la Final, aunque esta la perdieron contra el América.. Cruz Azul con todo merecimiento campeón de Copa Mx.

El 10 de abril de 2013 fue la última ocasión que La Máquina celebró un campeonato de Copa hasta el obtenido este miércoles. El título llegó en un momento en el que el equipo estaba fuera de los primeros ocho lugares en el torneo de Liga y la Copa ayudó a la motivación de los jugadores.

El saldo de ese logro fue que tras él, llegaron cuatro victorias consecutivas en el mismo número de juegos de Liga disputados, lo que causó pasar a la Liguilla. De estar con 17 puntos terminaron con 29 para un ascenso de seis posiciones.

La tendencia duró hasta la Final. En Cuartos, los cementeros dejaron en el camino a Monarcas y en las Semifinales fueron muy superiores a Santos. Ya para pelear por el campeonato, sin embargo, para su mala fortuna, se quedaron muy cerca de ganarle al América.

Ahora, Cruz Azul volvió a ganar la Copa, pero en Liga se encuentra en un momento muy distinto al de hace cinco años, pues su pase a la Liguilla está casi asegurado, con lo que tiene como meta quedarse en los primeros lugares de la clasificación y después pelear por el campeonato.

“Nos metimos ese chip todos para estar comprometidos y estamos ilusionados para pelear por el doblete”, destacó el mediocampista Roberto Alvarado.

Si hace cinco años se quedaron en la orilla de conseguirlo, el equipo está convencido en que ahora puede escribir una historia distinta. El doblete no es solo un sueño, sino un objetivo cercano.

“Lo que la gente quiere son títulos y hay que trabajar fuerte para ello. Siempre hay que pensar en los títulos, ahora viene la Liga y ahora trabajamos para eso”, sentenció por su parte el director deportivo, Ricardo Peláez.