SportsNet

Difícil que los Bravos firmen a Bryce Harper

28 de Noviembre de 2018. Es divertido jugar el juego de “qué pasaría si …” con Bryce Harper, imaginándolo caer en el medio de una alineación en particular. Hay fanáticos de los Bravos que ven esto como algo más que una fantasía, sin embargo, basado en la respuesta a un tweet publicado el otro día, después de que Atlanta firmara con Josh Donaldson. Difícil que los Bravos firmen a Bryce Harper.

Se ha especulado sobre la posible búsqueda de Harper por parte de los Bravos, porque Atlanta es un equipo en ascenso y necesita un jardinero. Pero ningún fanático de los Bravos -y tengo un niño de 14 años en mi casa que usa una camiseta de Freddie Freeman en la escuela al menos una vez a la semana- debería molestarse en saltar a las redes sociales cada cinco minutos durante los próximos tres meses para verificar si hay una actualización de Harper/Atlanta, porque no es así como la franquicia hace negocios.

MLB tiene una larga historia de propietarios que se apresuran a negociar para llegar a acuerdos. Diablos, el antiguo propietario de los Bravos, Ted Turner, era uno de los gastadores impetuosos originales del béisbol, con grandes inversiones en Andy Messersmith y Claudell Washington. En un empujón de 48 horas después de la temporada 2011, el dueño de los Angelinos, Arte Moreno, comprometió unos $250 millones en Albert Pujols y ejecutó una súbita negociación similar un año después con Josh Hamilton. Mike Ilitch, el difunto propietario de los Tigres que fue amado por la base de seguidores de ese equipo, sirvió como equipo anual misterioso de Scott Boras, firmando a Magglio Ordóñez, Prince Fielder y otros.

Pero los Bravos no están preparados para trabajar de esa manera. El equipo es propiedad de Liberty Media, en lugar de una persona que generalmente puede actuar de forma independiente. Como Tim Tucker informó recientemente, al equipo le está yendo muy bien financieramente, pero bajo la dirección de Liberty, el presupuesto se establece y se espera que el departamento de operaciones de béisbol funcione dentro de esos parámetros; no hay mucho espacio para trabajar de forma independiente.

Una firma de Harper requeriría mucho más que un trabajo independiente; para firmar a Harper, Liberty tendría que reconstruir completamente sus planes financieros cuidadosamente diseñados. El año pasado, la nómina de los Bravos fue de aproximadamente $120 millones, o casi lo mismo que en 2017. Con la firma de Donaldson, los Bravos ya han comprometido unos $110 millones a su nómina de 2019, si incluyes los salarios probables para jugadores elegibles para arbitraje salarial.

Como mínimo, Harper cobrará un salario de entre $25 millones a $30 millones en 2019, y eso es solo si su contrato se recarga en los últimos años, porque el salario promedio de su próximo acuerdo podría estar cerca de los $35 millones. La incorporación de Harper requeriría que Liberty Media -no un propietario apasionado y frenético que paga de sus propios dólares, sino una corporación basada en decisiones de colaboración-comprometiera más de un 20 por ciento del presupuesto del equipo a un jugador y aumentara la nómina general por alrededor de $30 millones.

Probablemente haya una mejor oportunidad de que LeBron James firme con los Bravos que Bryce Harper (dado lo mucho que LeBron ama el béisbol).

Los Bravos tienen ese enorme agujero en el jardín y algo de dinero para gastar, y sí, agregarán a alguien. Pero al igual que con muchos equipos, los Bravos podrían estar mejor esperando para ver qué se desarrolla y ver si los precios bajan, ya que el volumen de opciones en el mercado de jardimeros de esquina probablemente funcionará a su favor con el tiempo. Harper es el mejor del grupo, y debajo de él está A.J. Pollock, Andrew McCutchen, Michael Brantley, Adam Jones, Gerardo Parra y Carlos Gonzalez.

Y, por supuesto, está Nick Markakis, que tuvo un buen desempeño para los Bravos la temporada pasada, bateando .297 con 185 hits y un porcentaje de .366 en base. Sus 14 jonrones igualaron su récord en cualquier año desde 2011, y la verdad es que los Bravos probablemente preferirían una mejora de potencia en la posición, pero dependiendo de cómo evolucione el mercado, volver a firmar a Markakis es una de las posibilidades.

Los Bravos continuarán buscando otras mejoras marginales, pero para el final del invierno, cree que la adición de Donaldson será el gran movimiento del equipo en la temporada baja: un bateador que refuerza la mitad de la alineación de Atlanta y obligará a los lanzadores opuestos a trabajar para Freeman de manera más consistente, independientemente de si batea delante de Freeman (y se embasa, abrumando a los lanzadores en sus decisiones) o detrás del primera base.

Cuando el manager Brian Snitker escriba un nombre en el lugar del jardín derecho de su alineación, sin embargo, no será Bryce Harper.

Debes iniciar sesión para comentar Iniciar sesión