Sports Net

Bautista en partido histórico con Andy Murray en Melbourne

14 de Enero de 2019. No fue un partido cualquiera en Melbourne Park. Bajo los focos de la Margaret Court Arena y la noche cerrada, Roberto Bautista Agut y Andy Murray disputaron un encuentro para el recuerdo. El duelo contuvo la épica de los cinco sets, llevando a los aficionados al borde de los asientos; la alternativa en el marcador, con el británico igualando el choque tras perder las dos mangas iniciales; e incluso un significado mucho mayor. Porque el jugador de Dunblane, cinco veces finalista en el Abierto de Australia, compitió por última vez sobre las pistas del primer Grand Slam de la temporada. Bautista en partido histórico con Andy Murray en Melbourne. 

“Era un partido que tenía mucha carga emocional”, concedió Bautista, vencedor en el quinto set de un encuentro ya imborrable para los aficionados. La grada arropó de principio a fin a Murray, entregado a la causa como si le fuera la vida en ello. Ni la lesión de cadera que arrastra y que ha precipitado su decisión de abandonar el circuito esta misma temporada le privó de un esfuerzo mayúsculo. “Imaginaba que iba a encontrarme algo así”, reconoció Roberto tras el encuentro. “Siento que ha sido realmente complicado”.

Con la presencia de su hermano Jamie y de su madre Judy en las gradas, con los focos de medio mundo asistiendo al que podía ser el último partido de su carrera (el cuerpo dictaminará si Andy puede despedirse en Wimbledon), el escocés llevó al límite al reciente campeón de Doha – uno de los hombres más en forma del momento en el ATP Tour.

También Podría Interesarle: Bautista Agut Despide A Murray

“Creo que él ha jugado sus bazas, ha hecho todo lo que ha podido por sacar el partido”, reconoció Bautista, que necesitó abstraerse de las circunstancias que rodearon a un partido diferente a cualquier otro. “He intentado pensar a corto plazo, en el siguiente punto. He tratado de no pensar más allá”.

La estrategia fue solvente para el español, capaz de despegar de nuevo en la quinta manga tras verse en un partido bien estrecho. Para Roberto, que nunca había derrotado a Andy en tres duelos previos, la victoria fue otra piedra más en su camino. “Es importante ganar los partidos, pero yo no me voy a acordar de si he ganado a Murray o he perdido”, valoró.. “Me queda mucho torneo por delante. Estoy en forma y debo de aprovechar que me encuentro bien en la pista. He sido un afortunado de poder vivir una experiencia especial”.

Ahora, y con la mente ya puesta en el australiano John Millman, el objetivo de Bautista es demostrar que puede aprovechar el triunfo como plataforma de lanzamiento. “Cada partido cuesta mucho en un Grand Slam”, añadió. “Millman hizo cuartos de final en el último US Open y además ganando a Federer. Será un rival difícil de batir”.

Para Bautista, que fue verdugo en la despedida de un gran ídolo, el camino sigue bien abierto.

Debes iniciar sesión para comentar Iniciar sesión