Sports Net

Roger Federer en plan de maestro dando cátedra en Wimbledon

El suizo Federer rodeado por aficionados que le desean suerte en Indian Wells

Cuando Roger Federer obtuvo la victoria tras 74 rápidos minutos, su víctima del día en Wimbledon se acercó a la red a darle la mano. Pero también a confesarle unas divertidas y crudas palabras. “Le dije: ‘Gracias por la lección de tenis, ¿cuánto te debo?”, recuerda que le dijo al suizo el italiano Matteo Berrettini, quien tomó con humor su derrota con parciales de 6-1, 6-2, 6-2. Federer, además, conectó 24 tiros ganadores y solo perdió once puntos con su servicio. Fue una exhibición magistral. Roger Federer en plan de maestro dando cátedra en Wimbledon.

“Puedes intentar cambiar algo, pero cuando [Federer] juega así, es difícil lograrlo. Puedes cambiar mentalmente pero él no va a cambiar nada. Creo que va a ser muy útil para mi carrera [esta derrota]”, expresó el No. 20 del Ranking ATP después de jugar su primer partido en la Centre Court, y ante el más veces campeón en la historia del torneo (ocho títulos). Pero no solo Berrettini piensa lo mismo. También su entrenador, que abordó a Federer para decírselo.

El propio suizo de 37 años contó qué le dijo tras el partido: “Su coach me felicitó y casi me dio las gracias. Yo estaba [pensando] como: ‘¿Por qué?’. Entonces él dijo: ‘Es bueno para [Berrettini] recibir una lección’. Le respondí que estaban siendo un poco duros. Pero los entiendo. Los italianos me caen muy bien”. Cuando el segundo cabeza de serie de Wimbledon 2019 dice que los entiende es porque él mismo ha sido duro consigo mismo en razón de derrotas del pasado.

“Perdí a veces por el camino difícil”, asegura con la tranquilidad de la experiencia. El primer partido que se le vino a la mente para poner de ejemplo fue su derrota en el US Open de 2001, cuando tenía 20 años. Federer cayó en 83 minutos contra el ex No. 1 del mundo, Andre Agassi.También Podría Interesarle: Federer Queda Al Borde De Su Victoria 100 En Wimbledon

“[Antes] pensaba: ‘Oh, tal vez saque a Andre’. Nah. Entonces te aplastan, te envían a casa y no entiendes lo que pasó”, recuerda Federer. “Te das cuenta: ‘Bueno, tengo que trabajar más duro’. Es así de simple. Tal vez tenga que tener una táctica diferente, tal vez tenga que tener una mentalidad diferente para esto”.

Al año siguiente, Federer tenía programado jugar contra el bielorruso Max Mirnyi en un encuentro de cuarta ronda en Flushing Meadows. Tuvieron que esperar 10 horas para ingresar a la cancha debido a la lluvia. Y el desenlace no fue diferente al del año anterior. “Me enviaron a las 11:00 p.m. a la cancha No. 7. Perdí en sets seguidos, y luego fui a McDonald’s a las 2:00 a.m. Yo solo podía pensar: ‘¿Qué pasó?’”, rememora el suizo.

En ese momento, Federer todavía estaba madurando. Era dueño de solo tres trofeos en el ATP Tour, y no pudo romper el servicio de Mirnyi ni una sola vez. Federer aprendió de momentos como esos que no era inmune a la decepción. Pero siempre los pudo superar. Y espera que Berrettini haga lo mismo después de sucumbir en el intento por llegar a sus primeros cuartos de final de Grand Slam.

“Hay algunas pérdidas que no puedes explicar. [Lo que es] importante es que, especialmente en aquellos momentos en los que perdiste extremadamente después de tener muchas expectativas que te deprimen, des un gran paso hacia delante”, reflexionó Federer. “Está bien dar un paso atrás, pero luego tienes que dar dos hacia delante. Espero que sea eso lo que [Berrettini] haga exactamente a partir de hoy”.

Debes iniciar sesión para comentar Iniciar sesión